Inicio
 
 
 
La instalación hace un par de semanas de un particular kiosco en pleno Parque Principal, con paneles solares y pantallas led, marca una nueva época tecnológica en Chía. 
 
Se trata del primero de al menos una docena de estos dispositivos electrónicos que, usando diversas tecnologías y de modo único en el país, les darán a los transeúntes uno de los mejor servicios de Internet públicos. Y lo mejor, gratis.

Son 50 megas dedicados, como se conoce técnicamente al uso exclusivo de una sola red. Es decir, ese Internet será de uso exclusivo de las no más de 50 personas que podrán conectarse por hora en los 100 metros cuadrados que aproximadamente tiene de cobertura dicho kiosco. Eso a diferencia de, por ejemplo, una red domiciliaria, conocida como red de reúso, y a la que se conectan habitualmente más de 200 familias.
 
El kiosco instalado en el Parque Principal, que es exacto a los otros cuatro que se instalarán antes de que finalice el 2017, funciona mediante paneles solares, es controlado de forma remota por la oficina de las Tics, es portable, tiene cuatro puntos de carga para dispositivos móviles y un software que permite trasmisiones vía streaming, como la que hará diariamente Ciudad de la Luna, el informativo de la Administración Municipal a las 830 am. 
 
Los lugares elegidos para las próximos cuatro zonas Wifi públicas serán en Mercedes de Calahorra, La Balsa, Parque Ospina Pérez y Biblioteca Hoqabiga. La idea, acorde con el cronograma de la Administración Municipal, es que en 2018 se instalen, tanto en sectores rurales como urbanos, cinco nuevas zonas. Así mismo ocurrirá en el 2019, para un total de 15 zonas Wifi públicas y gratuitas. 
 
Para conectarse, basta acercarse al dispositivo y seguir el instructivo que aparece adherido al kiosco.