Inicio
 
Ante unos 50 miembros del Resguardo Muisca en Chía, y con la presencia de la Personería, la CAR, el Mininterior, la Defensoría del Pueblo y varios secretarios de la Administración Municipal, se protocolizaron los preacuerdos establecidos durante el proceso de consulta previa para Pomca del Río Bogotá con el Resguardo Indígena de Chía. 
El Pomca del Río Bogotá, es decir, el Plan de Ordenación y Manejo de las Cuencas Hidrográficas de ese afluente, es algo así como el plan de ordenamiento de ese territorio, en el que la comunidad indígena juega un papel definitivo.
 
En ese sentido, y luego de varios meses de trabajo con un equipo contratista interdisciplinario, se establecieron 11 acuerdos que buscaban solucionar problemáticas en ese territorio.
 
Dentro de las acciones se enlistan, por ejemplo, la siembra y cuidado de barreras vivas para delimitar y proteger el Resguardo, la concertación interinstitucional para el ejercicio de la autoridad ambiental en el territorio y la implementación de un ambicioso plan de reforestación. 
 
Lo que sigue es un proceso de seguimiento a la ejecución de los acuerdos que realiza la Dirección de Consulta Previa del Ministerio del Interior y en el que esa entidad debe garantizar el cumplimiento del proceso de diálogos y saberes y la concertación intercultural que se estableció previamente.

noticias2018