Inicio

Acorde con las instrucciones del alcalde Leonardo Donoso, este fin de semana de Halloween la Secretaría de Salud de Chía adelantó operativos de control masivo de licores en bares y sitios nocturnos del Municipio, especialmente en las zonas denominadas como La Variante y Colmena.

Con la ayuda de un equipo técnico de la autoridad sanitaria, y liderados por la secretaria de Salud, María Cristina Barbosa, al menos una decena de funcionarios de ese despacho iniciaron los controles sobre las 7 de la noche del sábado.

En total se inspeccionaron 12 bares y tres licoreras, con un balance de 200 cervezas desnaturalizadas en el sitio por vencimiento, incautación de cuatro botellas de ron de contrabando y 20 medias de aguardiente decomisadas por presunta adulteración.

Las botellas de este último licor fueron remitidas al laboratorio de salud pública de Cundinamarca para comprobar si el contenido fue manipulado. Según determinaron las autoridades municipales, las botellas presentaban irregularidades en etiquetas y en los sellos de seguridad.

“No solo revisamos el licor, también inspeccionamos las condiciones sanitarias de los establecimientos, salidas de emergencia, zonas libres de humo de tabaco, botiquín y otras condiciones locativas”, aseguró María Cristina Barbosa.

Se espera el resultado del laboratorio del Departamento para que, en caso de ser necesario, se les impartan multas o sellamientos a los establecimientos visitados.

noticias2018