Nos encontramos en el día dos de la emergencia generada por la ruptura de un tubo matriz en el sector de La Caro que abaste de agua potable a Chía.

Fueron detectadas tres fisuras en el tubo madre, las cuales han requerido el establecimiento de protocolos especiales, trabajados sin interrupción por un equipo articulado entre funcionarios de EMSERCHIA, organismos departamentales, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá y Empresas Públicas de Cundinamarca, implementando todas las acciones para resolver la situación lo más pronto posible y de forma definitiva.

Desde el Puesto de Mando Unificado (PMU), se han coordinado las acciones para atender los dos frentes establecidos; primero es un plan de acción para la intervención directa en la obra y la otra, el sector social, en donde se estableció el suministro de agua a la comunidad a través de carro tanques que han recorrido el municipio las últimas 36 horas, mientras se realizan gestiones paralelas para contar con más vehículos en el suministro por los barrios y las veredas afectadas.

A raíz de esta situación se han contravenido varias de las determinaciones adoptadas para el aislamiento preventivo, como mantener la distancia de dos metros entre personas, quedarse en casa y acoger el toque de queda de menores, mientras continúa la alerta por la pandemia del Covid-19. Por esta razón, se trabaja también en la ejecución de un plan de contención y control, buscando conservar los protocolos de protección, haciendo un llamado a la calma y al manejo controlado de la situación en los hogares; en este sentido, se refuerza el abastecimiento, priorizando el servicio para niños y adultos mayores.

Las veredas Fagua, Tíquizá, Cerca de Piedra y Fonquetá, están siendo cubiertas con el tanque de 800 mil metros cúbicos, ubicado en el cerro occidental que permite garantizar el servicio durante este domingo.

Hasta el momento, se ha entregado provisión de agua potable aproximadamente a 80.000 personas, no obstante la Administración Municipal continúa en esta ardua tarea.

Finalmente, el alcalde Luis Carlos Segura envía un mensaje convocando a la fortaleza, pero sobretodo a la paciencia, explicando que paso a paso se trabaja aceleradamente y con seguridad para ejecutar de manera adecuada la obra y restituir el servicio de agua lo más pronto posible, que es la prioridad en este momento.

#ChíEnCasayElVirusNoPasa