Inicio

“Es gracias a ustedes que la Alcaldía de Chía está creciendo profesionalmente y eso redunda en la prestación del servicio a los ciudadanos, nuestra prioridad. Pero no es solo eso. El diploma que hoy recibieron es también sinónimo y reconocimiento del esfuerzo que han invertido ustedes para el crecimiento personal, laboral y académico”.

Con estas palabras, el alcalde de Chía, Leonardo Donoso, dio apertura oficial al solemne evento de graduación de 150 funcionarios públicos de la Administración Municipal la noche de este viernes en el auditorio Zea mays.

Ellos hicieron parte del primer convenio que suscribe la Administración con la Universidad Militar en el que los funcionarios podían matricularse en cuatro cursos y una especialización.

El convenio hace parte del Plan de Capacitaciones estructurado por la administración Donoso en cabeza de la Secretaría General y de la Dirección de Función Pública, despachos que hicieron un diagnóstico de toda la estructura organizacional de la Alcaldía, evidenciando ciertas necesidades.

“Partimos de este diagnóstico para realizar un cronograma de cursos y realizamos alianzas con la Universidad Militar u otras con el Sena”, señaló Elizabeth Rodríguez, Secretaria General.

Entre los cursos ofertados estaban el de atención al ciudadano, el de gestión documental, el de gestión pública y administrativa, el de negociación efectiva como método de prevención y solución de conflictos y un diplomado en gestión pública. Se espera que en los próximos meses se pacten otras alianzas para el bien de la función pública de la Ciudad de La Luna.

En el Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las víctimas del conflicto armado, este martes, la Secretaría de Gobierno y la Personaría Municipal lideraron una serie de actividades para honrar a esos colombianos, que no obstante han encontrado en la Ciudad de la Luna una oportunidad para empezar de nuevo.

La jornada arrancó con la siembra de un árbol nativo de la Sabana en medio del Parque Ospina, representando en nuevo comienzo que aparece tras los golpes de la guerra. El homenaje terminó en medio de una noche de velas encendidas símbolo de la esperanza que brilla apagando para siempre la oscuridad.

Según la Oficina de Víctimas, en Chía conviven alrededor de 2 mil colombianos afectados por el conflicto armado que se han priorizado a través de los programas de la Secretaría de desarrollo Social, educación, salud, desarrollo económico, entre otros.

noticias2018