Inicio

 

  
     
 
     
 

 

La mañana de este miércoles 22 de enero, el alcalde Luis Carlos Segura Rubiano lideró la primera mesa de concertación para la PTAR 1, donde presentó lo que serían las primeras soluciones para la construcción de esta Planta de Aguas Residuales del Municipio.

La solución al problema de la PTAR 1, un tema que aqueja al Municipio desde hace más de 20 años, debe priorizarse dentro de las acciones proyectadas por esta administración, dado su impacto ambiental, fiscal y social pero especialmente, por la obligación que tiene Chía de dar cumplimiento a los autos emanados por la magistrada Nelly Villamizar, soportados en la Sentencia del Río Bogotá.

Desde hace más de 20 años no se ha podido consolidar ni llevar a buen término la construcción de esta planta, convirtiéndose en objeto de una serie de acciones que sólo han dejado un proyecto inconcluso, una laguna de oxidación sin funcionamiento efectivo que exige una solución urgente.

Así y durante casi tres horas de intervenciones de constructores, veedores y comunidad, surgieron planteamientos y posturas diversas, luego de que la administración municipal expusiera los antecedentes, la situación presupuestal del Municipio y un posible plan de acción.

“Recibimos un Municipio al que se le disminuyó un 39% en los ingresos con respecto a los años anteriores, gastos que superan los 20 mil millones en la planta de funcionamiento y una problemática a la que debemos dar respuesta. Tenemos toda la voluntad de trabajo para que entre todos establezcamos soluciones concretas y definitivas para la construcción de la PTAR 1” puntualizó Luis Carlos Segura Rubiano en su intervención.

Lo cierto es que se necesita establecer un panorama presupuestal, dado que actualmente Chía no cuenta con los recursos económicos ni con los mecanismos para viabilizar el proceso. Por ello, las propuestas planteadas desde la administración municipal para consolidar los estudios técnicos y diseños requeridos como un primer compromiso a cumplir, se enfocaron en tres puntos fundamentales; el primero en la posibilidad de generar aumentos tributarios para desarrolladores de vivienda mediante la modificación del Estatuto vigente; el segundo en la presentación de un proyecto de acuerdo para modificar el artículo 69 del Acuerdo Municipal 107 de 2016 que refiere a la contribución voluntaria del 10% sobre el Predial para seguridad, adicionando otra destinación temporal de un aporte similar para la PTAR 1; y el último, el compromiso de las constructoras para un aporte medio ambiental en el desarrollo de cada proyecto.

El objetivo de la concertación fue poner sobre la mesa cual podría ser la contribución del gremio constructor involucrado directamente en la Sentencia con la suspensión de licencias y del POT del 2016.

“El Municipio debe mostrar voluntad ante las condiciones de la magistrada Villamizar presentando una propuesta concreta, viable y que evidencie celeridad y exactitud en los tiempos. Como alcalde me siento orgulloso de asumir este reto y poder entregarle una solución a Chía, pero hay que hacerlo de forma cuidadosa, exacta y sin ningún vacío jurídico para que la PTAR 1 sea una realidad. Este escenario de disertación y participación demuestra que el Municipio lo construimos todos, con el respeto a la opinión, a la diferencia y a la discusión constructiva” concluyó el alcalde Segura, al tiempo que convocó un segundo encuentro para el próximo 29 de enero.

 

Noticias