Inicio

 

  

 

 

Cuando adelantaba sus labores cotidianas, Mary Luz Jiménez Aguirre habitante de la Vereda Bojacá, vio que sus gatos jugaban con una zarigüeya y sin dudarlo se acercó a verificar que sus mascotas no la hubieran maltratado y a resguardarla, mientras iniciaba el proceso de aviso a las entidades correspondientes.

Gracias a una publicación en redes sociales, funcionarios de la Secretaría de Medio Ambiente se trasladaron hasta la casa de la señora Mary Luz, quien hizo entrega del marsupial de tan solo 60 días de nacido.

Durante más de cuatro horas, la zarigüeya permaneció en las instalaciones de la Secretaría de Medio Ambiente, en donde los funcionarios la alimentaron con, papilla y leche deslactosada.

El marsupial, conocido como Didelphis o Zarigüeya Común, llega a medir entre 45 y 60 cm de largo, y puede pesar hasta 2 kg; a pesar de su capacidad de adaptación a prácticamente cualquier hábitat, estos animales prefieren los ambientes húmedos de la jungla y el bosque templado.

Finalmente, la zarigüeya fue entregada a la CAR y trasladada a la Unidad de Rescate y Rehabilitación de Animales Silvestres de la Universidad Nacional, en donde terminará su proceso de formación.  

Una labor de rescate y protección del medio ambiente, que se logra gracias a una acción conjunta entre la comunidad y la Administración Municipal.

 

  
     
 

 

El pasado sábado 22 de agosto, la Policía Ambiental y Ecológica en acompañamiento de la Dirección de Vigilancia y Control de la Secretaría de Salud se hicieron presentes en la vereda Fonquetá, atendiendo una denuncia ciudadana en la que se reportó la operación de un sacrificio clandestino de bovinos.

Una vez en el lugar, se realizó la incautación de aproximadamente 350 kilos de carne de res que fue sacrificada en un lote sin ninguna clase de permiso ni inspección sanitaria, lo cual puede poner en alto riesgo la salud de la comunidad, y que iba a ser comercializada en un expendio del mismo sector, incumpliendo con el Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana y la normatividad sanitaria vigente.

En consecuencia, al expendio le fue impuesta medida sanitaria de seguridad y será objeto del respectivo proceso sancionatorio por parte de la Secretaría de Salud. Igualmente, se procedió a impartir orden de comparendo al responsable del sacrificio.

Es importante recordar a todos los propietarios de los expendios de carne del Municipio, que estos establecimientos deben estar inscritos en la Secretaría de Salud, contar con autorización para operar bajo Decreto 1500 de 2007 y SIEMPRE deben comercializar carne procedente de plantas de beneficio autorizadas.

“Se continuarán realizando las acciones de vigilancia y control en el Municipio para minimizar riesgos que puedan afectar la salud de los habitantes de Chía e invitamos a la comunidad a que, si tienen conocimiento de esta práctica ilegal, lo pongan en conocimiento de las autoridades”, indicó el Dr. Carlos Parra Neira, Director de Vigilancia y Control de la Secretaría de Salud de Chía.

 

 

    

 

Durante toda esta semana, el equipo del Plan de Intervenciones Colectivas adelantó una agenda intensa para recorrer el Municipio y llegar diariamente a diferentes sectores de la población, esta vez con una campaña de prevención soportada en la vacunación, enfocada en necesidades específicas.

Se realizaron recorridos para el monitoreo y se establecieron puntos extramurales para apoyar diferentes segmentos que requieren refuerzo de inmunización, el cual, en momentos de pandemia, se convierte en un aporte determinante para la protección de la salud.

El desarrollo del programa inició el martes 18 de agosto, en la Unidad Renal de la Clínica Chía, con la aplicación de la vacuna contra la Influenza para los pacientes que asisten allí con afecciones crónicas.

Igualmente, se determinó un día de la semana para la aplicación de esta misma vacuna a los trabajadores de la salud de la Clínica de la Universidad de la Sabana, siguiendo los lineamientos del Ministerio de la Salud y la Protección Social.

Además, se adelantó una logística para cubrir gran parte de las zonas aledañas al centro del Municipio, para seguir canalizando el programa hacia la población vulnerable y llegar a sus hogares, en esta ocasión priorizando a los menores de 5 años y mayores de 60 que por alguna condición les es muy difícil acercarse a los puntos establecidos y por esta razón no mantienen su esquema al día.

La jornada culminó el sábado 22, cuando desde muy temprano se realizaron las visitas casa a casa en los sectores de Saucedal y Samaria, para detectar la población menor de 6 años no vacunada o con esquema incompleto. De esta forma, se adelantó la revisión de los carnés de vacunación y la aplicación del esquema pendiente según la edad de los menores, junto a un acercamiento con los padres y cuidadores para concientizar sobre la importancia de las inmunizaciones a tiempo en niños y niñas, aprovechando el espacio para enfatizar con las familias acerca de los cuidados que se deben mantener para prevenir el contagio del Covid-19.

Con el apoyo del PIC, la Secretaría de Salud continúa acercándose a la población para no bajar la guardia en la prevención y especialmente, en el apoyo y cuidado de las familias del Municipio.

 

Noticias