Inicio
 
Nubia, Carlos y Javier tienen una historia en común: nunca habían ido cine. Y no porque no quisieran, sino más bien porque Nubia ve con el alma pero no con sus ojos y Carlos y Javier escuchan con el corazón, pero no con los oídos. El cine -generalmente- no los tiene en cuenta.
 
Pero esta vez la historia fue diferente. Para ellos tres y para otros 221  niños y jóvenes no mayores de 28 años en condición de discapacidad visual, auditiva o cognitiva. Sí, esta vez sintieron una ‘peli’ en la que no hay impedimentos para que sus corazones vibren con una mágica, colorida y divertida cinta animada. 

 
Este jueves 26 de julio, y en medio de alegría y esperanza, un puñado de habitantes de las veredas de Fusca y Torca recibieron en el auditorio de El Curubito el boleto para un sueño: el de estudiar.
 
En efecto, vecinos del denominado Sector 14 de la Política de Presupuesto Participativo –que les permite a los ciudadanos de Chía decidir en qué quieren invertir parte del presupuesto municipal-  recibieron sendos cheques para ingresar a la educación superior, técnica, tecnológica, profesional o para hacer un posgrado.

noticias2018