Inicio

 

 
     
  
     
 

 

Nos encontramos en el día dos de la emergencia generada por la ruptura de un tubo matriz en el sector de La Caro que abaste de agua potable a Chía.

Fueron detectadas tres fisuras en el tubo madre, las cuales han requerido el establecimiento de protocolos especiales, trabajados sin interrupción por un equipo articulado entre funcionarios de EMSERCHIA, organismos departamentales, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá y Empresas Públicas de Cundinamarca, implementando todas las acciones para resolver la situación lo más pronto posible y de forma definitiva.

Desde el Puesto de Mando Unificado (PMU), se han coordinado las acciones para atender los dos frentes establecidos; primero es un plan de acción para la intervención directa en la obra y la otra, el sector social, en donde se estableció el suministro de agua a la comunidad a través de carro tanques que han recorrido el municipio las últimas 36 horas, mientras se realizan gestiones paralelas para contar con más vehículos en el suministro por los barrios y las veredas afectadas.

A raíz de esta situación se han contravenido varias de las determinaciones adoptadas para el aislamiento preventivo, como mantener la distancia de dos metros entre personas, quedarse en casa y acoger el toque de queda de menores, mientras continúa la alerta por la pandemia del Covid-19. Por esta razón, se trabaja también en la ejecución de un plan de contención y control, buscando conservar los protocolos de protección, haciendo un llamado a la calma y al manejo controlado de la situación en los hogares; en este sentido, se refuerza el abastecimiento, priorizando el servicio para niños y adultos mayores.

Las veredas Fagua, Tíquizá, Cerca de Piedra y Fonquetá, están siendo cubiertas con el tanque de 800 mil metros cúbicos, ubicado en el cerro occidental que permite garantizar el servicio durante este domingo.

Hasta el momento, se ha entregado provisión de agua potable aproximadamente a 80.000 personas, no obstante la Administración Municipal continúa en esta ardua tarea.

Finalmente, el alcalde Luis Carlos Segura envía un mensaje convocando a la fortaleza, pero sobretodo a la paciencia, explicando que paso a paso se trabaja aceleradamente y con seguridad para ejecutar de manera adecuada la obra y restituir el servicio de agua lo más pronto posible, que es la prioridad en este momento.

#ChíEnCasayElVirusNoPasa

 

  

 

La plenaria del Concejo aprobó en la mañana de este domingo, el Proyecto de Acuerdo No. 07 de 2020 radicado ante esta Corporación por el alcalde Luis Carlos Segura, el cual hace parte del plan de mitigación que se construye desde la Administración, para aliviar la carga económica de los contribuyentes en Chía.

El proyecto “Por medio del cual se adicionan unos parágrafos al Acuerdo No. 107 de 2016 con respecto al Impuesto Predial Unificado, Impuesto de Industria y Comercio y su complementario de avisos y tableros” surtió los trámites correspondientes en el Concejo con trámite de urgencia y será sancionado e implementado de la misma forma por la Administración Municipal para iniciar con estos alivios tributarios para la ciudadanía, teniendo en cuenta el momento de crisis e inestabilidad económica que se atraviesa por el Covid-19.

De esta forma, para el año 2020, los plazos y descuentos para el Impuesto Predial Unificado quedarán establecidos de la siguiente manera:

15% de descuento, para pagos hasta el último día hábil del mes junio.

10% de descuento, para pagos hasta el último día hábil del mes de julio.

5% de descuento, para pagos hasta el último día hábil del mes de agosto.

Durante el mes de septiembre no habrá descuentos y a partir del 1° de octubre se aplicarán intereses según el Estatuto Tributario vigente.

Adicionalmente, se aprobó que para el período gravable 2019, los contribuyentes del Impuesto de Industria y Comercio y su complementario de avisos y tableros, deberán declarar, presentar y pagar hasta el último día de mayo sin que se causen intereses o sanciones.

El alcalde Luis Carlos Segura seguirá trabajando, con su equipo de la Secretaría de Hacienda y asesores, para determinar otros alivios como la revisión de la tarifa y pago del servicio de acueducto y alcantarillado para los estratos más vulnerables, para intentar mitigar el impacto económico en las familias de Chía, mientras avanza el aislamiento preventivo obligatorio y se supera la emergencia declarada por el COVID-19.

El estado de emergencia en el que se encuentra el territorio nacional a causa del Covid-19, se complicó aún más en Chía, luego de que el temblor ocurrido en la madrugada del sábado en el centro del país con una magnitud de 5.1, ocasionara la ruptura de un tubo de la red matriz de 30 pulgadas en el sector de La Caro, el cual abastece el suministro de agua potable para la población del Municipio.

Por la misma causa, una de las bases del puente peatonal que comunica la Universidad de la Sabana con el centro comercial Centro Chía, colapsó, ocasionando daños estructurales que requirieron el cierre inmediato de la vía de ingreso a Chía y el desvío del tráfico hacia los sectores de Hato Grande y Briceño.

De forma inmediata, el alcalde Luis Carlos Segura hizo presencia en el lugar para revisar la situación y junto con su equipo determinar la magnitud del daño y las acciones a seguir para mitigar el impacto que esta situación ocasionaría en la población que se quedaba sin suministro de agua potable y que, adicionalmente, se encontraba en Aislamiento Preventivo Obligatorio.

Convocando el Comité de Gestión del Riesgo y con el apoyo decisivo de los organismos departamentales que acudieron acompañados del gobernador Nicolás García y la solidaridad del vecino municipio de Cajicá, el trabajo conjunto de la Administración actuando como un equipo fortalecido, resultó determinante para actuar con celeridad e iniciar el trabajo técnico de recuperación y los arreglos requeridos.

Como medida inmediata frente a la emergencia, se determinó la organización de un equipo interdisciplinario que avanza desde muy temprano en los requerimientos de la obra civil con el objetivo de garantizar, en el menor tiempo posible, la intervención del tubo matriz. De otra parte, se organizó la estrategia de suministro para los afectados, determinando la entrega de agua potable a través de 15 carro tanques en los diferentes sectores, mientras que la zona occidental está siendo cubierta a través del tanque de abastecimiento.

Los entes que acompañan y trabajan en este momento junto a la Administración Municipal y EMSERCHIA son el ICCU, la ANI, ACCENORTE, Empresas Públicas de Cundinamarca EPC, Aguas de Bogotá y la Empresa de Servicios Públicos de Bogotá, suministrando mano de obra y acompañamiento técnico para resolver esta emergencia en el menor tiempo posible.

“La magnitud del daño es grande, pero se reaccionó a tiempo y se tomaron las medidas pertinentes que pronto permitirán el restablecimiento del servicio. Sin embargo, el llamado a la colaboración y a la calma se refuerza más que nunca, ya que bajo ninguna circunstancia se pueden descuidar las determinaciones a las que nos hemos acogido como municipio y como país para resguardarnos de la amenaza del Covid-19. Nosotros, desde la Administración trabajamos sin descanso y en equipo para garantizar suministro, pero el apoyo de la población es fundamental para superar la crisis sin consecuencias que lamentar. Es el momento de demostrar fortaleza, apoyo y unidad” fueron las palabras del alcalde Luis Carlos Segura para unir a Chía en cooperación frente a esta emergencia.

 

Noticias